Jábega

Categoría

Gráfico

Sobre el proyecto

La jábega, la tradicional embarcación pesquera malagueña, mantiene la ancestral costumbre de pintar un ojo a ambos lado de la proa como símbolo de protección antes los innumerables peligros que acechan en la mar. Esta antiquísima tradición es heredada de los fenicios, el pueblo de marineros y comerciantes que fundó la vieja Malaka, quienes, a su vez, la adoptaron de la mitología egipcia: se trataba del ojo de Horus, símbolo sagrado de la creación, la vida y la divinidad. Es probable que los egipcios también hicieran suya esta cosmogonía del ojo a partir del influjo de otra cultura más antigua aún, la sumeria, posiblemente la civilización más antigua del mundo.

El ojo elevado a símbolo benefactor se pierde en los orígenes de la Historia y es común a innumerables tradiciones y culturas diferentes. Dar un paseo por las pesqueras playas de El Palo y observar los ojos toscamente pintados en las proas de las jábegas es hundirse en un ancestral abismo de muchos miles de años.

Además, el ojo es muchas metáforas. Es el órgano por donde nos entra la luz y con ella la imagen de todo lo que hay. Vivimos en un mundo eminentemente visual, construido de imágenes y, por lo tanto, el ojo era el símbolo perfecto para crear la imagen corporativa de una joven empresa malagueña dedicada a la producción de documentales y vídeo-marketing, y que además se llama Jábega.

El cine y el ojo, dos elementos tan estrechamente relacionados que pueden ser uno sólo. Y de esta idea partimos. Una pupila roja que es también la imagen de la tecla de grabar «rec»; la letra A, presente doblemente en la palabra «jábega», tumbada es el esquema de un ojo; enmarcados ambos elementos por un rectángulo con una abertura en la misma dirección de la mirada que es, a la vez, pantalla y cámara oscura.
Elementos sencillos, pero que al ser tratados de manera simbólica, dotan a la marca de una fuerte personalidad y un acentuado carácter.