Blog

Retrato de un año

  |   Diseño Gráfico, Inspiración   |   Sin comentarios

 

Cuando llega esta época del año da la sensación de que resulta inevitable, incluso obligatorio, hacer tu propia lista de lo más mejor. Es natural hacer valoraciones, sacar conclusiones, proponer metas que sabes a ciencia cierta que no vas a cumplir; propósitos de enmienda y promesas a uno mismo hechas con más o menos convicción, al tiempo que cruzamos todos los dedos disponibles. 

 

Sea como fuere, nosotros no vamos a hacer una lista al uso de lo mejor del año. No. Nosotros vamos a hacer un retrato, pero uno personal y subjetivo, un apunte del natural de este tiempo que para nosotros está siendo tan especial, porque este 2014 que se acaba es y será un año inolvidable para nosotros: en 2014 nació Brigada Estudio. Resultará, por tanto, un retrato trazado con sensaciones y experiencias, con vivencias y, por supuesto, sin ningún afán de perfeccionismo ni verosimilitud; un autorretrato.

 

Para comenzar, unas líneas vigorosas, trazadas con ímpetu juvenil, incluso con rabia. La amenaza institucional, allá por primavera, de reducir los Estudios Artísticos Superiores de Diseño en Andalucía al mínimo (pasar de diez a dos centros en toda la región), provocó una reacción en cadena de protestas que trascendió con creces el ámbito autonómico, motivando la concesión de una prórroga de un año por parte de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, aunque se mantenía la decisión adoptada en primera instancia de mantener los estudios «a coste cero», lo que significa que no habrá partida económica alguna por parte del organismo público para sufragar los gastos que generen estos centros. Las movilizaciones de protesta ante este hecho por parte de alumnos y profesores ha supuesto un hecho fundamental a la hora de presionar a los responsables políticos y, sobre todo, de hacer llegar a la opinión pública en general la gravedad de unas circunstancias que afectan a la tan perseguida aspiración de conseguir seriamente un tejido cultural con entidad y peso económico real. 

 

Los ecos de las protestas, los vaivenes de las instituciones y la sensación de que es todo el conjunto de profesionales de la creatividad los que están siendo «amenazados» y faltados al respeto, generó una corriente de solidaridad casi gremial. Gráffica, la revista digital de referencia en el ámbito del diseño y la creatividad decidió, tiempo después, celebrar la entrega de sus premios anuales en Málaga, «una ciudad que en estos momentos nos parece efervescente», además de «dar apoyo a la causa de las escuelas de diseño andaluzas que se pusieron en pie de guerra contra la Junta de Andalucía por el cierre de los centros de diseño». Esa tarde en el auditorio de La Térmica nos lo pasamos realmente bien.

 

A pesar de todo y todos, a pesar de primos y vecinos, el diseño en todas sus vertientes se consolida, despacito, como profesión, y tal vez algún día se pueda hablar de industria, cultura del diseño, colegios profesionales, etcétera. Mientras tanto, este año nos deja una circunstancia que nos alegra una barbaridad: la confirmación del auge del interés general por la tipografíaa la que cada vez se acerca más gente con curiosidad, incluso con veneración, y que en gran medida se debe a la decidida apuesta por parte de algunos profesionales del diseño por recuperar y mantener los viejos oficios relacionados con esta bella disciplina, sobre todo, naturalmente, la imprenta tradicional. Un fascinante reflejo de esto, mucho más allá de lo meramente anecdótico, es el interés que ha suscitado la recuperación del fondo del Támesis de los plomos originales de la Doves, legendaria familia tipográfica decimonónica de azarosa historia.

 

dovesfind2

 

Este 2014 también será recordado como el año en que nos dejó Massimo Vignelli, uno de los gigantes mundiales del diseño, creador para el que no existían fronteras entre especialidades y que es, junto con su compañera Lella, uno de los artífices de la consolidación definitiva del diseño como disciplina profesional autónoma. Arquitecto de formación, nos ha legado una obra monumental. Su definición del diseñador gráfico como alguien que consagra su vida a la lucha contra la fealdad; afirmaciones y máximas como que la tipografía es el ladrillo sobre el que construir el edificio de la comunicación gráfica, o que solo son necesarios dos colores, el rojo —el llamado rojo Vignelli, pantone 482— y el negro, conforman una atrayente personalidad que trasciende cualquier disciplina y se erige en una figura irresistible del mundo de la cultura del siglo XX y principios del XXI.  

 

smassimo_vignelli_photo blog

 

Un personal retrato de un año, podría seguir, dar vueltas y vueltas, pero simplemente hemos querido resaltar algunos hechos relevantes, a modo de bosquejo; algunas luces y algunas sombras, unas notas de color aquí y allá, pinceladas rápidas, impresiones, el primer año de vida de Brigada Estudio

 

AUTHOR - Brigada Estudio

Brigada Estudio es un estudio de diseño editorial, gráfico y web, redacción y creación de textos y gestión de contenidos.

Sin comentarios

Enviar un comentario